Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense.

(506) 2283-5360

(506) 2283-7079

200m este de la Iglesia de Lourdes, Montes de Oca, San José Costa Rica.

Por el respeto a Costa Rica: su institucionalidad y la defensa de los derechos laborales y sindicales de la clase trabajadora pública y privada

 

Las organizaciones sindicales aquí representadas, agradecemos profundamente la presencia de tan distinguidos y distinguidas periodistas y por acudir a la convocatoria que les hemos hecho para informar sobre nuestra decisión de celebrar en conjunto una de las fechas más relevantes de la clase trabajadora, como lo es el Primero de mayo.

 

Nuestra intención es aprovechar la oportunidad para invitar a trabajadores y trabajadoras, jóvenes estudiantes, ciudadanos y ciudadanas a la actividad conmemorativa del Primero de Mayo, fecha que como todos sabemos nos sirve para rememorar la lucha histórica y reivindicativa de la clase trabajadora mundial que durante un siglo de luchas permanentes ofrendó sus esfuerzos y su sangre para alcanzar la jornada de trabajo de 8 horas, la que hoy quieren variar en beneficio de las grandes empresas, especialmente las multinacionales cuando la clase trabajadora costarricense tiene que desplazarse a sus trabajos con enormes
dificultades por los ya conocidos problemas de tránsito, lo que les limitaría estar con sus familias el tiempo que ellas le requieren.

 

Es día para recordar también a los Mártires de Chicago, quienes se convirtieron en un símbolo permanente de la clase trabajadora, por cuanto por su osadía al desafiar el poder económico, sufrieron también la muerte o la cadena perpetua, hechos que se generaron hacia el final del siglo XIX, siglo de encarcelamientos, torturas, asesinatos, desapariciones, exilios etc., que como atropellos permanentes sufrió la clase trabajadora mundial.

 

No podemos dejar de recordar que esta fecha se celebra en Costa Rica desde el año 1913 cuando el gran maestro Joaquín García Monge, la gran educadora y escritora Carmen Lyra, así como al maestro de maestros don Omar Dengo integrantes del Grupo Germinal y con el apoyo del mismo se conjuntaron con las organizaciones sindicales de aquella época para conmemorar tan importante día.

 

Es indudable que también esta celebración nos es propicia para denunciar las grandes dificultades a que se ha sometido la clase trabajadora costarricense, la que ha visto disminuir la creación de fuentes de trabajo, disminuir incluso los salarios mínimos ante el incumplimiento del pago de ellos, y como consecuencias de ello ve incrementado el desempleo y la informalidad en el trabajo a pesar de que mucho de ello se genera en empresas formales, en virtud de la existencia de diversos mecanismos creados por el poder económico como lo son la desregulación y la flexibilización entre otros, lo que está generando problemas de gran magnitud, como la pobreza, miseria y la exclusión.

 

La invitación a la ciudadanía costarricense a participar en esta gran movilización tiene como propósito también generar la suficiente conciencia de lucha para exigir a las autoridades responsables entre ellos a la Asamblea Legislativa a resolver el tema fiscal mediante la creación de un sistema tributario progresivo, eliminando el regresivo que hoy existe, y entendiendo que todos debemos contribuir según las condiciones, pero exigiendo que los que evaden, eluden, y colocan sus recursos en paraísos fiscales aporten lo de acuerdo a sus ingresos por lo que es vital pasar a renta global y renta mundial, fortalecer adecuadamente el Ministerio de Hacienda en su tarea de recaudación y generar legislación que posibilite realmente castigar penalmente a los evasores.

 

Por otra parte, queremos que la ciudadanía entienda que no son las personas que laboran en las instituciones públicas, las que tienen a Costa Rica en una situación de insolvencia del Gobierno, sino la ausencia de los recursos suficientes por cuanto hay oposición a reformar el sistema tributario.

 

Creemos oportuno indicar a nuestra ciudadanía que otra Costa Rica es posible, pero para ello es importante que la economía esté al servicio de las grandes mayorías y no de una minoría privilegiada que ha venido usufructuando del poder que tiene a nuestro país en la miseria y la exclusión y que para ello debemos unir todos nuestros esfuerzos, tanto el movimiento sindical, pero también no dudamos que es indispensable ampliarlos a otros sectores sociales como en el pasado lo hemos hecho.

 

Please reload

Noticias Destacadas